Vinos de finca

En Pago de La Jaraba se cuidan al detalle todos los procesos involucrados en la obtención de los vinos.
Podas restrictivas, despuntados, aclareos, vendimia en verde o el uso de abono orgánico procedente de nuestras ovejas son algunas de las técnicas utilizadas para obtener la mayor calidad y finalmente la madurez deseada de aquellos racimos seleccionados.

 

Instalaciones diseñadas para el movimiento de mostos por gravedad con el fin de no lacerar los racimos en los procesos, y por tanto fatigar lo mínimo posible el producto de la vendimia y poder extraer lo mejor de él.
Posteriores fermentaciones pausadas con encubados largos, gentil ensamblaje y crianza en roble francés y americano de las diferentes parcelas y variedades de la finca, dan como resultado vinos de guarda y crianza de gran evolución en botella con amable paladar.

 

Pago de La Jaraba dispone en el mercado de tres gamas diferenciadas de producto y segmento de mercado, identificadas bajo las marcas PAGO DE LA JARABA, VIÑA JARABA y AZAGADOR, las cuales dan cabida a la comercialización de sus vinos blancos Sauvignon Blanc y Chardonnay, así como a sus vinos tintos de finca, ensamblaje de las variedades del pago: Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Graciano junto con alguna sorpresa de excepcional singularidad que sólo se elabora en grandes añadas.