Mar 04

EL CAMPO, NUESTRA PASIÓN

Hola de nuevo Amig@s!

En este post queremos hablaros del maravilloso mundo del campo, tal y como ya hicimos en el post de la vendimia, para aprender un poco más sobre los cultivos que tenemos en la finca.

 

 

El invierno es la época en que los cultivos descansan y cogen fuerzas para afrontar una nueva fase reproductiva. Momento que aprovechamos para realizar trabajos que ayuden a la planta en dicho descanso. Algo así como una buena sesión de masaje realizada a un atleta que acaba de correr una maratón…

 

 

La vid se encuentra en estado de letargo, una parada vegetativa que despertará con la llegada de la primavera, por tanto debemos realizar la poda de la viña, teniendo siempre en cuenta la uva que queremos obtener, no solo este año, sino también el que viene. Ya que la poda de este año va a influir en las futuras yemas latentes de dentro de dos años…increíble, verdad??.

 

 

En La Jaraba hacemos una poda guyot simple o doble dependiendo de la variedad, dejando espacio equidistantes en cada planta entre los pulgares, además vamos a eliminar futuros problemas sellando las heridas de poda con un sellador.

 

 

Esto nos van permitir regular la producción de la planta, limitar su vigor y por tanto equilibrar a nuestras necesidades la relación de carbono y nitrógeno en la planta …en definitiva, queremos que la producción final sea menor pero de mayor calidad, ya que los nutrientes que tiene la planta se distribuirán entre un menor número de racimos…tiene lógica, no??.

 

 

Por otro lado, estamos aprovechando estas fechas para tratar con Ozono, una técnica novedosa y natural que ayudará a cicatrizar tras la poda realizada, aportando además un gran poder desinfectante y nos previene de posibles enfermedades muy dañinas para la vid como la botrytis o el mildiu.

 

 

Durante el final del estado vegetativo de la viña, cuando empiezan las lluvias, si vienen acompañadas también de temperaturas altas o moderadas, se pueden desarrollar esporas de hongos o bacterias que no van a afectar a la planta pero si podrán afectar a la futura uva de ese año. Es por ello que tratamos nuestro viñedo con Ozono, para evitar que proliferen este tipo de microorganismos y tengamos mayor tranquilidad en el futuro.

 

Además el ozono, al estar compuesto sólo por oxígeno (son tres moléculas de oxígeno unidas) no va a dejar ningún tipo de residuo en la planta, en el ambiente o en el suelo.

 

Espero que te haya gustado este post y que te hayamos transmitido un poco sobre cómo cuidamos nuestro gran tesoro, el campo. Porque si no cuidamos el origen, no tendremos una buena materia prima con la que elaborar grandes productos…el campo es nuestra pasión!!.

Hasta pronto!!

 

Yemas almendro

Yemas de almendro variedad guara hinchadas y cercanas al inicio de floración

Flores de almendro

Flores de almendro de la variedad guara en plena floración

Deje una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.